Agilidad en los Negocios – La Cultura Ágil

Los constantes cambios y la economía global del siglo 21 hacen necesario la innovación y la agilidad empresarial en el mundo de los negocios.  La supervivencia y el crecimiento de las organizaciones comerciales, está relacionado a cuán rápido podemos responder a los cambios que nos impone el mercado y la competencia.

Aún cuando puede extraerse eficiencia coordinando las actividades de las distintas áreas de su negocio esto en sí mismo no garantiza el  responder de una manera rápida a eventos no programados. La agilidad no puede describirse con iniciativas o estrategias que no van más allá de una visión del negocio.

Es por esto que las empresas deben crear estructuras y procesos que les permitan conocer; que sucede tanto interna como externamente y los mecanismos que le permitan utilizar ese conocimiento para reaccionar de manera rápida y estructurada.

Las prácticas tradicionales de hacer negocios han cambiado. Los negocios de hoy en día trabajan diferente a los del pasado. La dinámica de hoy es de constantes cambios en una economía global lo cual hace imperativo hacer negocios con agilidad e innovación

La agilidad requiere de planificación, procesos y estructuras que permitan coordinar actividades dentro de su negocio, que a su vez incluyan a los  negocios con los cuales se intercambia; sean productos o servicios.  Las compañías que intercambian sus estimados de ventas con sus suplidores logran tener la mercancía a tiempo.  El detallista más grande del mundo, es un ejemplo de este hecho, el utiliza la tecnología con ese propósito.  Por algo es el más grande.

Para lograr agilidad los negocios deben:

  1. Facilitar la participación de grupos heterogéneos de los niveles de mando y de piso en los distintos procesos para así facilitar el flujo de ideas.
  2. Incluir la tecnología para la captura, proceso, distribución, análisis e interpretación de la información que se asocia con los procesos de negocios.
  3. Utilizando los dos puntos anteriores generar las alternativas y las decisiones con acciones concretas e informadas.

Los negocios de hoy deben reemplazar el mando y el control jerárquico tradicional con mecanismos que promuevan la participación de los individuos, grupos y unidades dentro del negocio. Permitiendo actuar con el conocimiento adquirido;  en las decisiones,  creando así coherencia en los procesos.

Las fronteras ya no existen. Estamos en la era de la globalización y como tal tenemos que reaccionar.

Sin importar en que área se empiece;  la convergencia entre el recurso humano sea gerencia o de piso y la tecnología, es crucial para establecer las estrategias requeridas. Los pensadores analíticos, los diplomáticos, los buenos conversadores y los buenos oyentes al converger como equipo de trabajo generan lo que se ha denominado como la Cultura Ágil.  Esta se compone de cuatro características entrelazadas y con procesos propios.

En La Colaboración las personas aprenden a trabajar juntas hacia un bien común y donde las soluciones surgen de manera estructurada y ordenada. En La Interacción se utiliza la manera más efectiva de comunicación:  Cara a Cara. Esto hace que los proyectos sean manejados con la motivación grupal que el trabajo en equipo genera. A su vez El Compromiso llevara al equipo en la búsqueda de la eficiencia, se adaptaran a los cambios inesperados y crearan la confianza de que harán un buen trabajo. Estas características llevaran al equipo a una continua búsqueda de la excelencia lo que es una Competencia o habilidad que promueve la sustentabilidad y el crecimiento continuo de la empresa.

El poder de la cultura ágil es que es adaptable en sí misma. Enseña a los equipos como entregar productos de valor a los clientes sean estos internos o externos y desarrolla los talentos que muchas veces pasan desapercibidos.

 

About Esteban Rivera

Integration Architect